lunes, 20 de abril de 2015

Pistola de agua. Los resultados.

Hace unos días publiqué una entrada para mostrar mi última adquisición para limpiar las maderas muertas de mis árboles, en este enlace se puede ver dicha entrada http://bonsaiyeandovoy.blogspot.com.es/2015/04/nueva-herramienta.html


Después de unas pruebas en trozos de madera me he atrevido a probar con los árboles, en esta ocasión un acebuche y un olmo.
El procedimiento que sigo para la limpieza de maderas es el siguiente. Para una primera limpieza siempre utilizo este cepillo de polyester de la marca Dremel.



Es un cepillo que utilizado a muy bajas revoluciones y con la madera siempre húmeda no resulta abrasivo y no deja ningún tipo de marca en la madera.

Este va siendo el resultado de la primera limpieza con el cepillo circular, siempre trabajo de arriba a abajo y muy importante, siempre en la dirección de la veta de la madera para no dejar marcas.



Una vez acabada la limpieza con el cepillo el resultado queda con este aspecto. Queda suciedad entre los huecos y las grietas que el cepillo ha arrastrado hasta ahí.



Y aquí es donde entra en juego la pistola de agua, después de unas pasadas a los mismos huecos y grietas el resultado es este.


Se puede apreciar claramente como la suciedad ha desaparecido marcando mas los surcos y grietas de la madera.

Conviene decir que la limpieza con el cepillo circular se hace fácil en zonas de la madera lisa y sin huecos. En la limpieza en huecos con este cepillo, a parte de incómoda y nada fácil de llegar a todos los rincones es bastante fácil de dejar marcas al intentar hacer limpieza a fondo. En cuanto el cepillo no trabaje en dirección de la veta de la madera es bastante probable dejar marcas y arañazos que a la larga quedan bastante antinaturales. 
El olmo de las siguientes fotos servirá como ejemplo.
Foto tomada antes de pasar el chorro de agua en los huecos de la base del árbol.



Foto tomada después de aplicar el chorro de agua con la pistola


Otro ejemplo en otra parte del mismo árbol, antes de la limpieza con pistola.


Después de la limpieza.


Y por último y quizás lo más importante es avisar del peligro de esta herramienta. Aunque a simple vista parece inofensivo al tratarse de agua siempre hay que trabajar con medidas de seguridad, mínimo gafas protectoras porque el agua arranca pequeñas partículas de madera que es muy factible que salten a los ojos a gran velocidad. También hay que tener cuidado de no dar en las zonas vivas de los árboles para evitar daños en la corteza. En esta foto se puede ver el impacto y herida que causa un pequeño disparo sobre la corteza verde de un acebuche.



Esta claro que el resultado no es el que se obtendría con el chorro de arena pero para mi de momento es bastante satisfactorio.
Como siempre estoy abierto a vuestras opiniones y consejos.

Gracias por leerme bonsaiyer@s............




6 comentarios:

  1. Me ha dejado impresionada, sin duda una ayuda más para nuestros trabajos. No me imaginaba que tenía tanta fuerza.

    Gracias por explicarlo tan detallado, es de gran ayuda.

    Un abrazo y a usarla con precaución ;-)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mi también me ha dejado impresionado para bien, el resultado me gusta bastante. Otra herramienta para el arsenal Silvia, esto del bonsái es un no parar jejeje

      Gracias a ti por leerme.

      Un abrazo

      Eliminar
  2. Cuando se tiene una colección del nivel de la tuya, hay que invertir para dar un salto de calidad definitivo. EL cambio es impresionante. Felicidades por la compra.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  3. Hola Ishi Kasai, mi colección no es de tanto nivel, pero como tu dices, hay que ir dando saltos de calidad para ir avanzando.

    Me alegra que te guste el resultado.

    Gracias por leerme.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  4. Escríbeme a sebastopoulus@hotmail.com y te paso información.

    ResponderEliminar